PROGRAMAS CURSOS Y DIPLOMADOS
INSTITUCIONAL CONTACTO

Cocina 33, Cocina de barrio

La valentía y dedicación fueron el motor del personaje que dio vida a un emprendimiento que logra mezclar la elegancia con la tradición, es un emprendimiento que brilla no solo por su éxito sino por la historia que lleva encima su creador, hablamos de Manuel Mendoza recién graduado de nuestro programa de cocina y chef-fundador de “Cocina 33” una muestra de empuje y berraquera, como dicen en Barranquilla ciudad natal de Manuel.

La historia de vida de Manuel es de esas que producen felicidad y satisfacción ajena, cuando conoces a alguien que lucha por sus sueños lo único que produce es inspiración y admiración, en Gato Dumas nos sentimos halagados de ser la escuela que recibió un sueño y ayudó a hacerlo realidad. 

Desde que era un niño Manuel siempre soñó con ser un gran cocinero, gracias a sus abuelas descubrió la pasión de su vida en una cocina, pero su sueño se vio intervenido por los prejuicios de sus padres al tener una visión machista de la cocina, de ésta forma Manuel dejó de lado su sueño y al tomar la decisión de estudiar terminó decidiendo, de alguna forma por la presión familiar, por Administración de empresas y a pesar de que no era su gran sueño, Manuel muy comprometido, se dedicó a estudiar y crecer profesionalmente. Empezó su vida laboral en una empresa desde abajo hasta el punto de que en escasos dos años se convirtió en gerente pero para sorpresa de muchos Manuel no se sentía completamente feliz, sabía que le faltaba algo y fue allí cuando descubrió en su hobby de los fines de semana lo que quería para su futuro. Manuel cocinaba para sus amigos por encargo en Cartagena y sin darse cuenta sus días más felices eran los fines de semana, entre semana cuando alguien lo contrataba para cocinar, no podía concentrarse más que en eso, así que fue un valiente y tomó la decisión que le cambió la vida por completo, decidió renunciar a su trabajo estable y embarcarse en la aventura de luchar contra todo el peso de una vida hecha y sacar a flote su sueño, fue así como inició “Cocina 33” en compañía de un amigo que él afirma ha sido una ayuda fundamental ya que sus padres no lo respaldaron inicialmente.

“Cocina 33” empezó a ser una realidad y desde que Manuel tomó esta decisión afirma que se dio cuenta que uno debe vivir y decidir para cumplir sus propios sueños sin importar la opinión de los demás, es por eso que desde el inicio cada paso ha sido un acierto, hoy “Cocina 33” lleva tres años dando el mejor servicio de la ciudad y es uno de los restaurantes mejor posicionados de Barranquilla.

Tener un restaurante era parte del sueño, para Manuel su mayor sueño era estudiar cocina, tener su título de cocinero de una escuela Colombiana y por eso confió en nosotros para lograrlo, en palabras de Manuel “estudiar en Gato Dumas es el sueño más grande que he cumplido, porque a pesar de que ya cocinaba no hay nada como estudiar con profesionales y aprender cosas que solo allí logras, yo en Gato me di cuenta que no me las sabia todas y hasta aprendí a hacer cosas que venia haciendo mal en el restaurante, por eso le digo a todos que quieren pertenecer a este mundo, que estudiar es fundamental, no solo es aprender a hacer platos, es aprender técnicas y fundamentos, es aprender el fondo de las cosas, aprender a hablar y expresarse correctamente y en Gato Dumas logré todo esto, ahora me siento 100% un cocinero, a todas las personas que me tienen como referente siempre les recomiendo mi escuela”.

Manuel agrega “Gracias a mis conocimientos y experiencias en administración y a mi pasión, formación y entrega por la gastronomía logré fusionar todos estos factores y aplicarlos a “Cocina 33”  y hacer de él lo que es hoy en día, un gran lugar donde lo más importante es el servicio, donde quienes se sientan aquí se sienten confiados de que van a tener una buena experiencia gastronómica y de vida, porque mi intención es que el que coma aquí se sienta en un restaurante de talla internacional pero recordando los sabores de la costa y de la región, por eso el tipo de comida que se sirve aquí es un concepto nuevo que yo llamé “cocina de barrio”, es coger los ingredientes locales y llevarlos a la alta cocina es como decir de autor y fusión, tiene un poco de ambas pero nosotros lo llamamos de barrio para resaltar nuestros productos locales.

Cuando le preguntamos a Manuel qué es lo más difícil de emprender respondió:  Lo más difícil de emprender son esas personas que te dicen que no vas a poder, que eso es difícil, gente que te ama y que no te apoya como me pasó con mi Papá, pero el sueño debe ser más grande que lo que te importe la opinión de los demás. Gracias a Dios logré lo que me propuse, ahora mis padres son los más orgullosos del mundo y para mi eso es increíble. 

Por último le pedimos que le diera un consejo a quienes emprenden a los que les dice: “Si tienes un sueño, un proyecto y lo ves inalcanzable, estas equivocado, nada es imposible en la vida, si Dios nos pone pruebas es porque hay soluciones, yo no tenía los medios pero quería y tenía claro que tenía que trabajar en mi sueño, entonces empecé a trabajar, a sacrificarme y las cosas se fueron dando.

“Cocina 33” es un sueño realizado gracias al amor que siento por la cocina, por la pasión que me genera. Yo no me siento trabajando aquí, yo me siento disfrutando de mi trabajo." 

Nos Acompañan