Alumnos
PROGRAMAS
CURSOS
CONTACTATE CON NOSOTROS

Gato Dumas Emprendedor - Juan Chef Catering

  • Published in Noticias

Cuando se decide emprender es porque existe una fuerza interna que te hace sentir que todo es posible para iniciar tu gran sueño pero la fuerza nunca es suficiente si no está apoyada en tu propio trabajo y esfuerzo. Esto es lo que más nos deja claro nuestro emprendimiento de esta semana Juan Chef Catering y la Casa Amarilla a cargo de nuestro egresado del programa de cocina Juan Camilo Gómez.

Con su personalidad alegre y divertida nos recibe Juan, creador de Juan Chef Catering  y socio del restaurante La casa amarilla ubicado en Codabas al norte de la capital, desde que empezamos a hablar con él podemos percibir su espíritu libre y divertido que transmite a todos los aspectos de su vida.

¿Qué no te da pereza hacer a las seis de la mañana? esta es la pregunta que hizo que Juan descubriera cuál iba a ser su futuro pero lo más importante le ayudó a descubrir cuál era la pasión de su vida: La cocina, esta pregunta tan sabia se la hizo su mamá, quien desde pequeño dejó desarrollar a Juan su libre personalidad que tiñe cada proyecto que lidera.

Estudió el programa de cocina con nosotros y trabajó a la par en diferentes restaurantes como El Húmero y Santo Pecado, luego trabajó para una empresa de Catering y allí fue donde descubrió cómo exponer su personalidad en la cocina, por eso apenas se graduó en el 2010 constituyó legalmente el que es su espacio de trabajo que le permite liberarse, porque desde siempre supo que no quería ser empleado para siempre, así inició Juan Chef Catering un servicio de catering que en palabras de Juan: “es la mejor forma de nunca caer en la monotonía, es poder crear todo el tiempo ideas diferentes, explorar y experimentar para toda clase de públicos , siempre en lugares diferentes y con enfoques diferentes, es lo mejor “. 

Juan inicio cocinando en su casa y poco a poco fue comprando cosas, utensilios  hasta que conformó toda una cocina móvil beneficio que destaca por encima de la competencia ya que siempre sirve comida deliciosa y fresca haciendo de cada evento un éxito, de esta forma ha venido creciendo y hoy cuenta con grandes clientes fijos que viven felices del servicio que ofrece Juan, este buen servicio a hecho que su lista de clientes se haya conformado gracias a  las buenas recomendaciones de sus clientes y a la experiencia que ha causado en los comensales.

Pero la libertad de Juan no se limita en el catering aunque es su proyecto consentido, también cuenta con un restaurante llamado La casa amarilla, una propuesta de almuerzos ejecutivos novedosa, ya que cada día el menú es algo totalmente diferente casi nunca se repiten más de tres veces una receta, por algo se ha ganado entre el público de Codabas el alias del “menú sorpresa”, este emprendimiento es una sociedad de Juan con un amigo que trabajaba en Codabas al vivir la experiencia de no tener donde comer rico y agradable, ellos vieron un a oportunidad, La casa amarilla es el centro de experimentos de Juan como chef ya que con su concepto de cero monotonía, todos los días tiene como labor crear platos, nuevos sabores y técnicas, en palabras de Juan: ”es mi lugar de ensayo-error y una gran escuela, pues la cocina es tan amplia y generosa que nunca acabas de conocerlo todo y tienes que aprender algo todos los días para reinventarte y no volverte un cocinero más” Juan aprovecha cada experimento en su restaurante para luego exponer sus últimas creaciones en los eventos que organiza con Juan Chef Catering. Él vive a su modo y haciendo lo que más le gusta y esto solo lo ha logrado gracias a su pasión, trabajo, esfuerzo y el aprendizaje recibido en Gato Dumas, riendo dice: “ yo era el que hacía reír a todo el mundo y a mi me hacia reir el mundo que estaba formando en Gato, lo mejor que pudo pasar mientras estudié fue tener profesores estrictos y profesionales que no me dejaron pasar ni media, hoy en día puedo ver que eso hace la diferencia y eso es lo que yo intento transmitirle a todas las personas que trabajan conmigo : excelencia y compromiso”. 

Por último Juan agrega: “A todos los que ven en la cocina una posibilidad de vida, les digo que primero  sean conscientes y sinceros con sí mismos porque no es una carrera fácil, no es como lo pintan de una carrera de moda, la cocina requiere de pasión, esfuerzo físico  y mental, es una carrera muy linda y hermosa desde que a uno le guste. Soy muy feliz de despertarme y trabajar en la cocina, amo mi carrera y todo me gusta de ella, hasta lo que no me gusta, me gusta y si el que se quiere meter en este cuento no siente esa sensación es mejor que no se estrelle.”

 

 

 

Read more...

Cocina 33, Cocina de barrio

  • Published in Noticias

La valentía y dedicación fueron el motor del personaje que dio vida a un emprendimiento que logra mezclar la elegancia con la tradición, es un emprendimiento que brilla no solo por su éxito sino por la historia que lleva encima su creador, hablamos de Manuel Mendoza recién graduado de nuestro programa de cocina y chef-fundador de “Cocina 33” una muestra de empuje y berraquera, como dicen en Barranquilla ciudad natal de Manuel.

La historia de vida de Manuel es de esas que producen felicidad y satisfacción ajena, cuando conoces a alguien que lucha por sus sueños lo único que produce es inspiración y admiración, en Gato Dumas nos sentimos halagados de ser la escuela que recibió un sueño y ayudó a hacerlo realidad. 

Desde que era un niño Manuel siempre soñó con ser un gran cocinero, gracias a sus abuelas descubrió la pasión de su vida en una cocina, pero su sueño se vio intervenido por los prejuicios de sus padres al tener una visión machista de la cocina, de ésta forma Manuel dejó de lado su sueño y al tomar la decisión de estudiar terminó decidiendo, de alguna forma por la presión familiar, por Administración de empresas y a pesar de que no era su gran sueño, Manuel muy comprometido, se dedicó a estudiar y crecer profesionalmente. Empezó su vida laboral en una empresa desde abajo hasta el punto de que en escasos dos años se convirtió en gerente pero para sorpresa de muchos Manuel no se sentía completamente feliz, sabía que le faltaba algo y fue allí cuando descubrió en su hobby de los fines de semana lo que quería para su futuro. Manuel cocinaba para sus amigos por encargo en Cartagena y sin darse cuenta sus días más felices eran los fines de semana, entre semana cuando alguien lo contrataba para cocinar, no podía concentrarse más que en eso, así que fue un valiente y tomó la decisión que le cambió la vida por completo, decidió renunciar a su trabajo estable y embarcarse en la aventura de luchar contra todo el peso de una vida hecha y sacar a flote su sueño, fue así como inició “Cocina 33” en compañía de un amigo que él afirma ha sido una ayuda fundamental ya que sus padres no lo respaldaron inicialmente.

“Cocina 33” empezó a ser una realidad y desde que Manuel tomó esta decisión afirma que se dio cuenta que uno debe vivir y decidir para cumplir sus propios sueños sin importar la opinión de los demás, es por eso que desde el inicio cada paso ha sido un acierto, hoy “Cocina 33” lleva tres años dando el mejor servicio de la ciudad y es uno de los restaurantes mejor posicionados de Barranquilla.

Tener un restaurante era parte del sueño, para Manuel su mayor sueño era estudiar cocina, tener su título de cocinero de una escuela Colombiana y por eso confió en nosotros para lograrlo, en palabras de Manuel “estudiar en Gato Dumas es el sueño más grande que he cumplido, porque a pesar de que ya cocinaba no hay nada como estudiar con profesionales y aprender cosas que solo allí logras, yo en Gato me di cuenta que no me las sabia todas y hasta aprendí a hacer cosas que venia haciendo mal en el restaurante, por eso le digo a todos que quieren pertenecer a este mundo, que estudiar es fundamental, no solo es aprender a hacer platos, es aprender técnicas y fundamentos, es aprender el fondo de las cosas, aprender a hablar y expresarse correctamente y en Gato Dumas logré todo esto, ahora me siento 100% un cocinero, a todas las personas que me tienen como referente siempre les recomiendo mi escuela”.

Manuel agrega “Gracias a mis conocimientos y experiencias en administración y a mi pasión, formación y entrega por la gastronomía logré fusionar todos estos factores y aplicarlos a “Cocina 33”  y hacer de él lo que es hoy en día, un gran lugar donde lo más importante es el servicio, donde quienes se sientan aquí se sienten confiados de que van a tener una buena experiencia gastronómica y de vida, porque mi intención es que el que coma aquí se sienta en un restaurante de talla internacional pero recordando los sabores de la costa y de la región, por eso el tipo de comida que se sirve aquí es un concepto nuevo que yo llamé “cocina de barrio”, es coger los ingredientes locales y llevarlos a la alta cocina es como decir de autor y fusión, tiene un poco de ambas pero nosotros lo llamamos de barrio para resaltar nuestros productos locales.

Cuando le preguntamos a Manuel qué es lo más difícil de emprender respondió:  Lo más difícil de emprender son esas personas que te dicen que no vas a poder, que eso es difícil, gente que te ama y que no te apoya como me pasó con mi Papá, pero el sueño debe ser más grande que lo que te importe la opinión de los demás. Gracias a Dios logré lo que me propuse, ahora mis padres son los más orgullosos del mundo y para mi eso es increíble. 

Por último le pedimos que le diera un consejo a quienes emprenden a los que les dice: “Si tienes un sueño, un proyecto y lo ves inalcanzable, estas equivocado, nada es imposible en la vida, si Dios nos pone pruebas es porque hay soluciones, yo no tenía los medios pero quería y tenía claro que tenía que trabajar en mi sueño, entonces empecé a trabajar, a sacrificarme y las cosas se fueron dando.

“Cocina 33” es un sueño realizado gracias al amor que siento por la cocina, por la pasión que me genera. Yo no me siento trabajando aquí, yo me siento disfrutando de mi trabajo." 

Read more...

Gato Dumas Emprendedor - Verbier, elegancia y perfección

Es un trabajador incansable por la perfección, su lucha es inagotable y su meta es clara, hablamos de Andrés Mena, un motivo de orgullo para nuestra escuela y un referente para todos aquellos que quieren hacer parte del medio y construir su vida entorno a la gastronomía. Con tan solo 27 años este Barranquillero, egresado del programa de cocina, se convierte en un ejemplo de perseverancia para aquellos que se esmeran por forjar un sueño y aunque en los primeros intentos lo único que se llevan es el aprendizaje de un fracaso aun así no se rinden y tienen claro que el camino tiene caídas pero siempre hay que darnos la oportunidad de levantarnos y seguir con más fuerzas. 

Así es la historia de Andrés, un soñador que en su primer intento de emprender no le resultó pero se levantó con fuerzas y hoy brilla victorioso al mostrarle cada detalle de su restaurante “Verbier” al mundo entero, por eso, hoy les contamos su historia en “Gato Dumas Emprendedor”.

Siempre con la idea de dedicar su vida a la cocina, gracias a las tradiciones familiares que se vivían en torno a la mesa, al terminar el colegio sus padres lo enviaron a Italia con la idea de que se olvidara de esa idea “pasajera”, pero con la rapidez del tiempo y haciendo un curso de cocina en el viejo continente, llegó más que convencido de que quería profesionalizarse y sin dudarlo inició sus estudios en Gato Dumas convencido de que era la mejor opción gracias a las recomendaciones y al día a día que fue viviendo en la escuela. Empezó a conformar entonces una familia entre sus compañeros y profesores, una familia que se alimentaba de conocimiento y que lo hacía muy feliz porque todos los días era un descubrimiento y aprendizaje nuevo, afirma Andrés.

En segundo semestre de la carrera Andrés decidió lanzarse al agua y montar su primer restaurante llamado Bliss, un restaurante que nunca dio los resultados esperados. Ante el fracaso, Andrés comprendió que debía aprender más, adquirir más experiencia y perfeccionar sus técnicas, luego del cierre del restaurante fue gerente de alimentos y bebidas en el hotel Dann Carlton durante dos años, allí mientras aprendía y trabajaba fue recreando en su cabeza lo que sería su hoy su gran éxito el restaurante Verbier.

Verbier es un pueblo de Suiza dedicado al buen vivir, lo cual quiere reflejar Andrés en cada detalle del restaurante, él afirma: “es una experiencia gastronómica de alto nivel” Verbier es un restaurante con un concepto fundamentado en la cocina francesa, pero su principal pilar es el de la calidad por eso trabaja con productos de primer nivel, la gran mayoría importados de todas partes del mundo. Las técnicas de cocción son muy exactas y precisas para lograr en cada plato la excelencia y resaltar la calidad que busca Verbier. Desde que se abrió el restaurante hace ya tres años, Verbier ha contado con una acogida increíble por parte de los Barranquilleros y se ha vuelto un referente gastronómico visitado por la élite de la ciudad.

No es para menos la respuesta que Barranquilla le ha dado a Verbier, Andrés ha trabajado y sigue trabajando en su restaurante con el objetivo de darle a Colombia el primer Latin America´s 50 best restaurant un ranking al que solo entran los mejores de los mejores, por eso, Andrés no para su aprendizaje, cada vez que puede viaja a hacer cuanto curso se le cruza, Andres ha estudiado con los reconocidos hermanos Can Rocca en un curso exclusivo, también en Nomo el restaurante Danés, hace poco hizo un curso de carnes en Nebraska y recientemente viajó a Perú. De esta forma Andrés trae todas estas experiencias y conocimientos a Verbier, él dice “Quiero ser el mejor por eso tengo que aprender de los mejores y la única forma de hacerlo es viajando, conociendo, leyendo y estudiando, por eso mi propósito es que no se me escape ni un solo detalle”. Y si que se nota pues Verbier es un restaurante distinguido, exclusivo, íntimo y elegante. Gracias a que es pequeño, cuentan los comensales, cuenta con un servicio personalizado. Andrés no duda en atender los clientes de Verbier y tomar las órdenes cuando no está viajando, por eso sus clientes no solo reconocen el restaurante sino que saben quién es el artífice de esa experiencia magistral por la cual pagan.

Es clara la dedicación y empeño de Andrés por lograr esta meta, pues sin duda confiamos en que él y su restaurante Verbier sera el primero en darnos ese orgullo como escuela de cocina y como logro culinario al país entero. Por último cuando le preguntamos ¿cuál era su mayor satisfacción en su restaurante? no dudó en decirnos “mi mayor felicidad es venir todos los días aquí y transmitirles a mis clientes mi propia felicidad de estar en este restaurante, es darles una experiencia increíble y hacerlos sentir lo mejor posible”.

Read more...

Gato Dumas Emprendedor - Aglio Rosso, La Cevicheria y Falafel Shop

Carismático y apasionado son las cualidades que saltan a la vista al hablar con él, es un ejemplo de emprendimiento, en realidad ya podríamos catalogarlo como un empresario y uno de los más jóvenes ya que con solo 26 años cuenta con tres proyectos que cautivan y no se sabe cuál es mejor que el otro. Hablamos de José Ricardo Sierra, egresado de nuestro programa de cocina, un chef y emprendedor que hoy nos cuenta la historia de su vida en el mundo gastronómico aquí en Gato Dumas Emprendedor.

José Ricardo es uno de nuestros representantes ante el mundo, hace cinco años está radicado en Panamá y cada vez que se propone una meta hace que nuestra escuela se destaque, de antemano le decimos que es un orgullo contar con representantes de tal magnitud porque sus logros se convierten en una de las muchas razones para seguir trabajando por la excelencia y por guiar el sueño de cada estudiante que entra a nuestras cocinas.

Él no la tenía muy clara cuando inició sus estudios, pero se dejó atrapar por una de las tradiciones de su familia que lo hacían más feliz de niño, compartir la mesa y degustar cada plato que preparaba su mamá. Tradición que despertó en José Ricardo toda la pasión y las ganas de aprender, por eso, al terminar el colegio en Barranquilla se vino a Bogotá a estudiar en Gato Dumas, puesto en palabras de José “La mejor escuela que pude tener, siempre me siento orgulloso de pertenecer a Gato y siempre ha sido una carta de presentación que ha hecho que se me abran las puertas en lugares donde no me conocen pero que al saber que vengo de Gato hace que me reciban y confíen que vengo de aprender de los mejores.”

Se graduó en el 2.010 y empezó su vida laboral en varios restaurantes de Bogotá donde adquirió experiencia suficiente para un día decidir ir a probar suerte en Panamá, entusiasmado por sus amigos y apoyado por sus papás se fue a probar lo que él piensa que es el próximo Dubái, con una gran visión llegó a Panamá y se dejó enamorar de sus mares y la gente que lo acogió de muy buena manera. Empezó trabajando de cocinero y logró escalar trabajando duro y calladito como dice él, hasta llegar a ser sois chef en una cadena de restaurantes muy famosa al mando del chef Willy Diggeman, ese era el reto de José, empezar de abajo para ir demostrando de qué estaba hecho y qué sabía hacer para lograr una posición reconocida.

Después de toda la experiencia adquirida y gracias a las ganas, contactos y Dios, como dice él, se le dio la oportunidad de empezar a emprender de tres formas diferentes:

Su primer emprendimiento es “Aglio Rosso” un restaurante de comida italiana, que podría ser de todo menos tradicional, pues es una nueva propuesta de comida italiana, dice José: “es Modern Italian Food, junto a mis socios quisimos dar esta nueva propuesta a los panameños hace un mes que abrimos y la acogida ha sido espléndida, en Aglio Rosso la idea es dar la sensación de algo moderno con la exquisita comida italiana, por eso desde nuestra decoración que es algo descomplicada con implementos de cocina colgando del techo hasta el nombre de los platos que van desde una pasta pomodoro llamada “pasta en su mejor expresión” o unas galletas de queso parmesano llamadas el “aromatizador de la familia”, cosas como esas hacen que los clientes sientan una nueva experiencia además de la comida que es deliciosa es intervenir en todos los sentidos de los comensales.”

El segundo emprendimiento de José aún está cocinándose, se trata de “La Cevicheria” un food truck ubicado en una isla caribeña de Panamá llamada Isla Colón Bocas del Toro, en palabras de José: “Es un food truck en la máxima expresión del Caribe, vamos a ofrecer un amplio menú de ceviches aprovechando todo lo que nos da este mar hermoso, a nivel visual el food truck también va a ser bastante colorido y siempre vamos a trabajar con ingredientes naturales de aquí de la isla, vamos a enamorar aún más a la gente que viene a este paraíso.”

Y el último emprendimiento que por ahora nos presenta José, está ubicado en Barranquilla, junto a sus padres y un amigo del colegio están próximos a abrir “Falafel Shop” una propuesta diferente, como todo lo que hace José. Se trata de un lugar de comida árabe donde se puede armar el plato o se puede elegir entre las nueve opciones que José ha  creado, es una especie de “subway” pero de comida Árabe, José afirma: “Es una propuesta en la que veo mucho futuro como franquicia, realmente quiero que así se vuelva, en  Barranquilla hay una gran legión Árabe la idea es suplir el gusto de ellos y despertarlo en la comunidad Barranquillera.”

Como pueden ver José Ricardo es supremamente versátil, y sin preguntarle nos dice: 

“Yo quiero hacer de todo, pero todo tiene que ser diferente, no me quiero encasillar en un solo modelo de negocio, lo bonito de la gastronomía es que la puedes trabajar desde diferentes puntos y siempre te va a llenar de satisfacción si lo haces con todas las ganas. Realmente le aconsejo a quienes quieran pertenecer a este gremio sea estudiando o emprendiendo que lo más importante es creer en lo de uno, desde que yo creí que era el mejor chef que podía ser, desde ese momento todas las puertas se me han abierto, no hay que parar de trabajar, es estar seguro del talento que uno tiene y los conocimientos que ha ido adquiriendo; además debes ser buena persona porque todo se le retribuye a uno en la vida  y lo más importante es trabajar con todas las ganas y seguir estudiando porque siempre hay algo nuevo por aprender y siempre encontraras la forma de sacarle provecho.”

 

Read more...

Gato Dumas Emprendedor: Fitness Food Solutions

La experiencia de comer saludable se complementa con el ambiente que sientes en este lugar y con la calidez de su creador un personaje amable y soñador que se convierte en un fiel representante de las generaciones jóvenes que tienen como propósito vivir de sus sueños dándole sentido a la vida de los demás. Hablamos de Juan Diego Vanegas egresado del programa de cocina de Gato Dumas, quien nos presenta Fitness Food Solutions una propuesta de cocina saludable, un ejemplo de éxito y un orgullo más de Gato Dumas Emprendedor.

Juan Diego siempre la tuvo clara, desde “chiquito” como dice él, sabía que su destino estaba en la cocina, cuando habla de su profesión se le ilumina el espíritu y no deja duda que este cuento es su vida, empezamos preguntándole por qué nos eligió como su cuna de aprendizaje a lo que responde: “Porque desde que conocí a Gato Dumas supe que era la mejor escuela de cocina pues encontré en los profesores una guía e inspiración constante gracias a su experiencia y disposición por mostrar cada maravilla que encierra la cocina, el programa de cocina es el más completo, sus instalaciones realmente ayudan en el desarrollo de las habilidades de cada estudiante y lo más importante es que son siempre tu escuela, el acompañamiento es de por vida”. Juan Diego es un ejemplo para todos nuestros estudiantes ya que desde que decidió estudiar en Gato Dumas y pisó nuestras instalaciones se destacó y todavía nos da de qué hablar. Fue ganador del premio de cocina profesional a nivel nacional que organiza nuestra escuela y el tercer puesto a nivel Latinoamericano, con su entrega y pasión tuvo la oportunidad de acompañarnos como profesor y hoy es un emprendedor que refleja que con ganas y trabajo todo es posible. 

Fitness Food Solutions es su emprendimiento y nace a partir de una necesidad propia, él estaba sufriendo un problema de desnutrición y a la vez estaba trabajando en una empresa de electrodomésticos de alta gama, desempeñando un papel administrativo, cuando empezó a buscar una oferta de comida saludable cercana, se dio cuenta que era inexistente, así que decidió crear su lonchera diaria para llevar al trabajo y lo que no sabía era que esta iniciativa de cuidado personal se convertiría en lo que hoy es su proyecto de vida, su lonchera despertó el interés de todos sus compañeros e inmediatamente Juan Diego captó que mucha gente quería cuidarse y alimentarse bien, solo que no tenían la facilidad ni el tiempo para hacerlo. De esta forma empezó a hacerle la lonchera a sus compañeros hasta que decidió hacer de este trabajo extra su emprendimiento. Inició con solo domicilios y hoy cuenta con un local y está próximo a abrir el segundo en agosto.

"Fitness Food Solutions ofrece diferentes opciones para mantener una alimentación balanceada y saludable con productos frescos y preparaciones adaptadas a las necesidades alimenticias personales de nuestros clientes, siempre con los más altos estándares de calidad y servicio, nos preocupamos por hacer de la comida saludable un estilo de vida sin sacrificios", afirma Juan Diego. 

Fitness Food Solutions ofrece a sus comensales dos opciones para el almuerzo “arma tu menú” que el mismo nombre lo dice es la opción donde se puede escoger una proteína una salsa y dos acompañamientos o el bowl del día, también ofrecen alternativa de postres y desayunos, otros servicios que complementan a FFS son el servicio de catering y comidas especiales privadas. Sin duda FFS es un líder en esta nueva industria culinaria, razón de su éxito, ya que cada vez esta tendencia del cuidado personal y alimentación consciente conquista más público. Por otro lado, la efectiva estrategia cuando decidió darse a conocer fue genial, ya que apuntaron principalmente a famosos y personalidades reconocidas que son influenciadores en el país para que probaran su propuesta gastronómica y la recomendarán a los demás, cosa que funcionó perfectamente, pues el éxito de FFS abarca desde la gente más famosa, los oficinistas, universitarios y en general a todos aquellos que son conscientes de que la calidad es más importante que la cantidad y que saben que lo que invierten ahora en su cuerpo, se va a reflejar en el futuro en su propio bienestar. 

Evidentemente FFS es una propuesta que de verdad cumple con el propósito de alimentar en todo el sentido de la palabra. Cuando empezábamos esta nota les dijimos que Juan Diego era un soñador y con Fitness nos lo ha demostrado, pero no quisimos dejar de preguntar si este es su proyecto de vida, a lo que nos respondió: "Sin duda lo es y el propósito es tener más puntos FFS por todo el país. Pero más allá tengo otros sueños, como abrir un lugar que ofrezca las hamburguesas más espectaculares pero con responsabilidad con el cliente, es decir, trabajando bajo el lema de alimentación consciente y por la misma rama de comida saludable pero con un enfoque más de comida rápida". Obviamente les anunciaremos cuando Juan Diego nos sorprenda otra vez con su empuje y visión.     

Por último y retomando el tema del emprendimiento, le preguntamos a Juan Diego ¿qué tan difícil era emprender un negocio propio?, a lo que respondió: “En realidad no es difícil, es solo cuestión de tener ganas y organización, obviamente hay varios impases que se te presentan en el camino o cosas que son algo dificultosas, como el tema de impuestos o gastos. En mi caso me considero muy afortunado gracias a Dios, porque cuando inicié este emprendimiento yo lo quería pero no tenía totalmente claro hacia qué le apuntaba, de alguna forma se me dio en el camino, sin afectar a la empresa, pero ahora que me encuentro estable con el restaurante y el equipo de 13 personas que me acompañan, entre los que trabajamos en el restaurante, domiciliarios y socios, les puedo decir que con organización todo es posible. Quienes emprenden deben saber que es algo de trabajo duro y que la clave está en tener clara la idea a la que quieres apuntar, a mi se me dio de otra forma pero creo que al tener esa meta tu te idealizas y debes afrontar cada reto, porque quienes quieren emprender deben dejar de lado el pesimismo y los miedos, sino nunca lo vas a lograr, en mi caso la mayor satisfacción es no tener un jefe en la parte laboral y en la cocina lo que más me llena de orgullo es recibir los platos limpios con la cara de satisfacción de quienes se comieron todo con el mayor de los gustos, eso no tiene precio, al igual que caminar por la calle y ver tu logo y saber que empezaste con solo las ganas de quererlo y que ya sea una realidad es increíble, me siento orgulloso de mi trabajo y feliz del recibimiento del público".

Sin duda Juan Diego es ejemplo de que el pesimismo no va con los emprendedores y que los que quieren triunfar en la industria gastronómica deben sentir pasión; para finalizar esta nota él agrega: “A quienes ven en la cocina su futuro les digo que se esfuercen mucho por ser los mejores, por aprender, por reavivar esa pasión que sienten al probar un plato nuevo o al ver un programa de cocina, si aun no esta seguro, ¡cocine! que solo así se puede dar cuenta si esto es lo suyo o no, para quienes ven la cocina como una segunda opción en su vida les digo que mejor no lo hagan porque esto es de dedicación, estudio y compromiso porque solo así es que uno se puede destacar en esta industria tan competida y la idea es no vivir de esto sino vivir para esto". JDV

 

Read more...
Subscribe to this RSS feed