Colombiano gana estrella Michelin y brilla en los Óscar de la gastronomía

Por su destacado trabajo en el restaurante italiano Poggio Rosso.

Juan Camilo Quintero, un joven bogotano, egresado de la Escuela de Cocina Gato Dumas, a sus 31 años recibió su primera estrella Michelin por su destacado trabajo en el restaurante Poggio Rosso, cocina de la hostería Borgoña San Felice en el país mediterráneo. El homenaje fue liderado por la organización Michelin que llega a su 66° edición y que recientemente fue desarrollado en Italia.

El recibir una estrella Michelin en gastronomía es equivalente a ganar un Pulitzer en periodismo o un Óscar en la industria del cine, ya que se reconoce la gran labor de los mejores chefs en el mundo, que día a día le agregan un sabor único a cada uno de los platos que preparan.

“La mayor felicidad de un educador es ver la grandeza de los que has formado.  Juan Camilo es uno de los nuestros y muy cercano a mi corazón. Desde siempre marcó la diferencia y lo seguirá haciendo porque tiene un espíritu determinado y enfocado en el éxito. Estoy profundamente conmovida porque siento a través de su logro, lo significativa que es nuestra labor”, indica Carolina Parra, presidente de Gato Dumas Colombia y maestra de Quintero.

La estrella Michelín es el máximo reconocimiento que cualquier restaurante del mundo puede recibir y este año, Juan Camilo Quintero, quien es bogotano y chef ejecutivo del restaurante italiano Il Poggio Rosso alcanzó una de estas. Quintero habló con El Espectador sobre lo que significa recibir este premio, siendo el más joven en obtenerlo en Italia.

Quintero, de 31 años, se graduó de la escuela de gastronomía Gato Dumas Colombia. Sus resultados fueron tan buenos que poco después de graduarse se convirtió en profesor de panadería y repostería de la institución, en la sede de Barranquilla. Poco tiempo después, se fue a Italia, lugar don de vive y trabaja actualmente.

El chef bogotano explicó la importancia que tiene recibir este reconocimiento. “Significa mucho, porque no solo premia el esfuerzo, la dedicación y la entrega del cocinero y sus equipos de cocina y servicio, especialmente en un año tan complejo como el 2020”, dijo Quintero y agregó que, para él, es todo un honor representar al país en las cocinas italianas. “Soy el segundo Bogotano en ganar una estrella Michelin en Italia (después de Roy Cáceres) y soy el chef más joven de los extranjeros con estrellas Michelin en Italia. El nivel aquí es muy, muy alto, así que no puedo sino estar halagado y emocionado de dejar en alto el nombre de mi ciudad y de mi país, en una de las potencias mundiales de la buena mesa, Italia”, admitió.

Para Quintero, el reconocimiento es fruto del trabajo que lleva realizando con sus compañeros del restaurante Il Poggio Rosso. “Creo que hemos trabajado con método, disciplina y muchísima pasión para merecer este reconocimiento, son muy pocos quienes acceden a este exclusivo ambiente, por lo que la dedicación y el mejorar nuestro producto como restaurante todos los días nos fue premiado”, aseguró.

Según el chef, Bogotá ya dio el primer paso para ser un destino turístico gastronómico, sin embargo, asegura que queda mucho por hacer. “Debe existir una conciencia colectiva en todos los establecimientos de comida, que deben elegir los mejores ingredientes, no necesariamente exclusivos, ni costosos, sino frescos y de temporada, y contarle a la gente de que se trata, dando importancia a la comida, así como se le da a otras cosas, que de esa forma podamos sacar lo mejor de nosotros como anfitriones en la ciudad más importante del país”.

El bogotano, concluyó asegurando que, para que la ciudad tenga más potencial en el sector gastronómico es necesario que los jóvenes interesados en ser chef estudien mucho y se vayan actualizando. “El mundo de los restaurantes va muy rápido, demasiado para mi gusto, y creo que las escuelas de cocina se han actualizado. Eso es muy importante, un buen cocinero estudia. Aprender a cocinar y cocinar bien significa preparar cosas placenteras y deliciosas, el buen cocinero tiene en su ADN la disciplina y la generosidad. Luego, sobre esos pilares se puede construir y formar un buen cocinero”.

Las estrellas Michelín nacieron en Francia, en 1920 y con ellos se reconocen a los mejores chefs y restaurantes del mundo. Para que un restaurante obtenga una de estas estrellas, debe recibir visitas de cuatro inspectores de Michelín, que llegan hasta los restaurantes en varias ocasiones de forma anónima.

Después de que un restaurante obtiene una estrella Michelín todo cambia, pues se multiplican las reservas en el establecimiento, sin embargo, eso no significa que la estrella se mantenga, debido a que todos los años se revalida el premio, por los que las cocinas deben volverse más exigentes para mantener el reconocimiento.

Cabe recalcar que la estrella no la ganan los chefs, sino los restaurantes, así que si un chef se va, la estrella no se pierde, sin embargo, puede que el restaurante sea sometido a más controles, pues la guía Michelín busca que los criterios por los que se han otorgado se mantengan en el tiempo.

http://elsonajero.com/noticia/colombiano-gana-estrella-michelin-y-brilla-en-los-oscar-de-la-gastronomia/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.